Adventistas de Barranquilla se comprometen con el trabajo evangelistico y social de la Gran Caravana de la Esperanza

Un desafío mayor tienen los adventistas de Barranquilla, además de cumplir con su parte en el área metropolitana de la ciudad, ellos serán los anfitriones del programa de clausura de la Gran Caravana de la Esperanza, Impacto 2013.  Este proyecto espera reunir miles de voluntarios para ser parte activa en una semana especial de evangelismo y acción social que beneficiará a los habitantes de las principales ciudades del territorio de la Unión Colombiana del Norte (UCN).

Sede de la Asociación del Atlántico, Barranquilla fue durante los días 13 y 14 de julio el lugar donde la UCN, representada por el pastor Ezequiel Rueda, lanzó oficialmente el proyecto. “Promover un reavivamiento espiritual en los miembros de la UCN, motivándolos a poner sus dones y habilidades al servicio de Dios y del prójimo”, manifestó el pastor Rueda refiriéndose al objetivo principal de la reunión que en dos días congregó a más de 1300 personas, entre pastores, líderes y miembros.

La mañana del viernes (13) el pastor Ezequiel Rueda, coordinador de la Caravana, se reunió con la administración y pastores del campo local para tratar detalles y estrategias de la Gran Caravana. El pastor Eliecer Pacheco, presidente de la Asociación del Atlántico, y su equipo ministerial repasaron la estrategia evangelista en sus fases evangelística y social. El mismo viernes, en la noche, la iglesia Central recibió a los líderes de Grupos Pequeños y Parejas misioneras. Ante ellos también se presentó el proyecto

Con la participación del ingeniero Samuel Camacho, director de ADRA para Santander, la programación se destacó por el testimonio de quien ya vivió la experiencia de una Caravana a nivel departamental. Camacho explicó asuntos vitales  del proyecto, y relató  historias admirables del trabajo misionero que realizaron más de 5000 voluntarios en Santander durante la Caravana de la Esperanza de 2010.

El sábado, también la iglesia Central, los adventistas del área metropolitana se dieron cita para enterearse del poyecto y en unanimidad expresar su compromiso de trabajar activamente antes y durante la Gran Caravana de la Esperanza.

“Estoy muy feliz, tuvimos un encuentro maravilloso que nos enseñó cómo se hace una Caravana de la Esperanza. Queremos que la Caravana de 2013 sea un evento impactante aquí en Barranquilla” fueron las palabras de Silvia Beltrán, profesora del Colegio Adventista Max Trummer.

Una ceremonia de consagración y compromiso marco el final del programa. Dos antorchas se encendieron como símbolo de la unidad de pastores y laicos en el trabajo misionero, indicando que cada uno estará alumbrando con el mensaje de salvación hasta que Cristo venga. Apagadas las luces artificiales a partir de la luz de las antorchas, los asistentes encendieron la vela que tenían en sus manos, y  mientras el mar de pequeñas luces iluminaba el lugar, se lanzaron los desafíos de trabajo animando a cada pastor y miembro para comprometerse en la realización del trabajo evangelístico y social de la Caravana de la Esperanza.

Por: Shirley Rueda
Fotos: Pr. Ezequiel Rueda
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: