Joven adventista comparte su testimonio de vida

“Sentí que resucitaba”, dice Dadey García, 5 meses después de sufrir un grave accidente [Foto: Facebook]

“Sentí que resucitaba, que volvía a vivir”, dice Dadey García, 5 meses después de sufrir un grave accidente [Foto: Facebook]

Un joven adventista activo. Estudiante de Ingeniería Civil, Guía Mayor, anciano en la Iglesia Adventista Los Pioneros, y líder de la Federación de Jóvenes del distrito Central de Sincelejo.

El 20 de noviembre de 2013 Dadey García regresaba de un viaje de estudio junto a sus compañeros de la Universidad de Sucre. Esa noche su vida quedó al borde de la muerte tras un trágico accidente en el cual murió una estudiante, luego de que el bus en el que viajaban se chocara contra un camión.

Al momento del accidente él estaba junto al conductor del vehículo. Algunos medios de comunicación lo llegaron a declarar como muerto. Pero en los planes de Dios él tenía una nueva oportunidad de vivir.

Las múltiples y delicadas lesiones que sufrió le hicieron sentir que estaba muriendo. De los sobrevivientes su estado era el más delicado. Durante 12 días estuvo en estado de coma inducido en una clínica en Barranquilla, luego permaneció un tiempo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), recuperándose.

Durante los 12 días que estuvo en coma inducido los médicos esperaban solo un milagro. Su familia le contó que junto a la familia de la Iglesia Adventista en Colombia y en otros lugares del mundo estuvieron constantemente orando por su vida y su salud.

“Gracias a la unidad de la iglesia adventista orando por un mismo propósito, mi salud, es que hoy estoy aquí”, destaca Dadey.

“Después del impacto me sentí como si estuviera muriendo. Cuando desperté y supe que algunos medios me habían declarado muerto, sentí como que había resucitado.  Gracias a Dios que me permitió vivir otra vez”, agregó.

La recuperación de este joven fue rápida y sorprendente. Un mes después de salir de la UCI ya estaba caminando en muletas. 5 meses después, en abril de este año participó en el campamento de Guías Mayores de la UCN. En esa ocasión, caminando con la ayuda de una sola muleta, él le cuenta su testimonio al líder juvenil de la Unión, pastor Mauricio Buitrago.

Fueron profundas las lecciones que Dadey aprendió con esta experiencia. Él mismo dice que Nunca llegó a reclamarle a Dios por la situación. “Más bien entendía que si estaba pasando por esta situación era porque Dios tenía un propósito para mi vida. Quizá encaminarme, remediar lo que estaba mal en mi vida. Y sobre todo, entendí que Dios quería mostrar su poder en mí”.

Hoy él cuenta su historia con el propósito de testificar lo que Dios ha hecho en su vida, y así ayudar para que otros conozcan a ese Dios poderoso que lo salvó de la muerte.

Vea a continuación más detalles de esta milagrosa historia en un diálogo que tuvo lugar el mes pasado (abril), entre Dadey y el pastor Mauricio Buitrago, líder juvenil de la Unión Colombiana del Norte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: