Mujeres de la UCN son alcanzadas por la gracia de Dios en congreso, en Cartagena

Benny Páez, líder del Ministerio de la Mujer e Infantil en la Unión Venezola Oriental, fue la responsable por el desarrollo espiritual del evento

Benny Páez, líder del Ministerio de la Mujer e Infantil en la Unión Venezola Oriental,
fue la responsable por el desarrollo espiritual del evento

Los días 25 al 27 de septiembre Cartagena, una de las ciudades turísticas más reconocidas de Colombia, se tornó sede del 1er Congreso Nacional del Ministerio de la Mujer de la Unión Colombiana del Norte (UCN), titulado Alcanzadas por su Gracia.

Una dulce y alegre bienvenida dieron las anfitrionas del congreso en la entrada al salón de reuniones

Una dulce y alegre bienvenida dieron las anfitrionas del congreso en la entrada al salón de reuniones

En el hotel Dorado Plaza un público selecto, de cerca de 1000 mujeres, vivió 3 días de orientación, reflexión, y compañerismo en medio de una gran diversidad étnica y cultural. Y desde el mismo programa de inauguración se manifestó esa diversidad con un desfile en el cual las delegaciones presentes lucieron trajes típicos y algunos elementos de cada región representada.

El evento organizado por la líder del Ministerio de la Mujer (MM), Sara Polo, fue apoyado por los administradores y líderes de la UCN que llegaron a Cartagena para acompañar y registrar el evento preparado meses antes.

“Es muy rico cuando uno convierte un sueño en realidad. Durante el último año estuvimos promoviendo el congreso y le doy gracias a Dios por haberme permitido compartir con las compañeras y hermanas esta experiencia”, expresó Sara Polo.

Con la presencia de la magister en Relaciones Familiares y escritora, Erna Alvarado, la licenciada Benny Páez, la directora de SIEMA Interamérica, Leticia de los Santos, y también la participación de Cecilia Moreno y Belkis Archbold,  líderes del Ministerio de la Mujer y de Salud en la División Interamericana, el congreso contó con momentos destacados como seminarios, talleres, y también música,  entre otros, en los cuales las mujeres tuvieron la oportunidad de descubrir y entender lo que significa ser alcanzadas por la gracia de Dios.

De diferentes países llegaron las invitadas que guiaron la programación y  los seminarios durante el congreso

De diferentes países llegaron las invitadas que guiaron la programación y los seminarios durante el congreso

“La gracia de Dios es un regalo gratuito y se ajusta a cada mujer de acuerdo a sus necesidades y a su naturaleza. Eso significa que todas, sin excepción, tenemos acceso a la gracia de Dios, podemos pedir por ella y podemos tener la seguridad de que la recibiremos”, dijo Erna Alvarado.

Para Benny Páez, la responsable por el desarrollo espiritual del evento, ser alcanzadas por la gracia de Dios significa un regalo de inmerecido.

“Al igual que la mujer Samaritana, luego de su encuentro con Jesús, deseo que al regresar a nuestras casas y al haber sido impactadas por la gracia de Dios, nuestros hijos, nuestros colegas de trabajo digan: – algo ocurrió con ellas durante este fin de semana, yo quiero ir a donde está ese Cristo con el cual se encontraron”, dijo Benny.

El evento tuvo como objetivo lograr un cambio en el día a día de las participantes, fortalecer la vida espiritual y renovar las fuerzas para continuar trabajando en el cumplimiento de la misión.

“Las mujeres son las personas que más trabajan en la iglesia y estos eventos las nutren, las enriquece, las capacitan. Aquí es el lugar donde ellas se llenan y esto se va a ver reflejado en sus lugares, en sus iglesias”, expresó Cecilia Moreno, líder del MM para interamérica.

Ya la escritora Erna Alvarado manifestó, “La masa más gruesa de los miembros de la Iglesia Adventista somos mujeres, y no solamente eso, sino que somos claves en nuestro hogar, en nuestra familia. Es importante que la mujer esté en armonía con ella mismas para cumplir sus roles, y estos eventos cumplen ese propósito”.

IMG_4483Durante los tres días del congreso los seminarios presentados edificaron la vida de las damas abordando diversas áreas como salud, la psicología y la vida espiritual.

“El congreso ha sido maravilloso. Nos han dado unos temas muy espectaculares que nos sirven para el día a día y para cualquier área de nuestras vidas, ya sea como madre, como hermana, como esposa y en todas las áreas que uno se pueda desempeñar”, contó Gloria Nancy Cuesta.

Marisol Carreño, quien llegó al congreso desde Barrancabermeja comentó, “El congreso ha sido una experiencia maravillosa. Estamos acá aprendiendo experiencias para llevar a nuestros lugares de trabajo. Hemos gozado de personas muy preparadas para darnos los seminarios. Así que vuelvo deseosa de enseñar y apoyar a las mujeres de nuestra región”.

La entrega y la dedicación con que las mujeres trabajan para Dios es tan destacada e importante que recibe la admiración también de los hombres. “Siento una admiración muy especial por las mujeres adventistas porque ellas se hacen querer, son misioneras, y dedicadas en todo lo que hacen”, destacó el pastor Edgar Redondo, líder de la iglesia adventista en la UCN.

Las damas comprometidas con el evangelismo y con los diversos ministerios en su iglesias locales, recibieron un reconocimento

Las damas comprometidas con el evangelismo y con los diversos ministerios en su iglesias locales, recibieron un reconocimento

Uno de los momentos destacados en el congreso fue la ceremonia de reconocimiento a las damas comprometidas con el evangelismo y con los diversos ministerios en su iglesias locales. El sábado, día 27, estas mujeres recibieron un reconocimiento por su labor, y tuvieron la oportunidad de agradecer a Dios por los milagros y bendiciones recibidas a través del trabajo misionero.

Para las damas de la UCN, el Congreso del Ministerio de la Mujer en Cartagena fue edificante y una experiencia única que les permite regresar a sus lugares renovadas.

“Ha sido una experiencia increíble. Veníamos con la expectativa de lo que íbamos a encontrarnos, y la verdad es que este congreso ha logrado un cambio extraordinario en nuestras vidas. Hemos podido sentir que valemos para Dios y hemos aprendido que podemos servir con amor a los demás”, dijo Olga Salamanca quien se unió al grupo de mujeres que vinieron al congreso desde Bucaramanga.

Texto y fotos: Shirley Rueda
 

 INFÓRMATE EN IMÁGENES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: