Acción solidaria en La Guajira abre un nuevo capítulo para ADRA Colombia

La Guajira, Colombia – La sonrisa en el rostro de Josefina, Estéfany, Fidel, Yérica, y cientos de wayús beneficiados con 52 toneladas de ayuda humanitaria, fue el cuadro que durante 5 días vieron 75 voluntarios de ADRA Colombia.

Completando este cuadro, en medio del paisaje árido, en la arena que hierbe, y junto a los pies de los beneficiados, descansan bolsas con alimentos no perecederos donados para el consumo de las comunidades indígenas.

Es que 63.000 personas afectadas por la más fuerte sequía en los últimos 30 años, y 29 niños muertos por causa de la desnutrición en los primeros 5 meses de 2016, son hechos que llaman urgentemente a la acción.

La Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales en Colombia no fue ajena a la situación. Por eso el 4 de junio comenzó una importante jornada solidaria en la zona de la alta Guajira.

ADRA Colombia entregó 2,604 mercados que beneficiarán a 13.020 personas de la comunidad Wayuu en La Guajira

ADRA Colombia entregó 2.604 mercados que beneficiarán a 13.020 personas de la comunidad Wayuu en La Guajira [Foto: Alessandro Simoes]

Ese día una caravana debidamente identificada llegó a Jururá, una comunidad de 800 habitantes que ya esperaban ansiosos la llegada de la ONG.

Luego de una alegre bienvenida por parte de la comunidad, en el Centro etnoeducativo integral rural Jururá, un grupo de voluntarios entregó 773 mercados.

Y mientras esto ocurría, otro de los salones de la institución se transformó en un hospital donde doctores, un odontólogo y 9 auxiliares ofrecieron atención médica y medicamentos de acuerdo a las necesidades de cada persona.

“Esto nos cae muy bien. Gracias a ustedes. Esperamos que sigan viniendo todos los meses”, dijo Lucía Fuentes, cuya familia está conformada por 15 personas, y para quien la ayuda humanitaria es algo que anima a su comunidad.

 “Estoy muy agradecida, feliz y emocionada por mi gente, y contenta con ADRA Colombia por habernos traído esta gran ayuda que yo sí sé que va a ser muy bien aprovechada por todos”,  expresó Yérica Gutiérrez Fajardo, directora del centro etnoeducativo.

 Allí mismo se ofreció el servicio de peluquería, y al aire libre niños y adolescentes cantaban, jugaban y reían con actividades recreativas y lúdicas.

La oficina de gestión social y la secretaría de salud de la alcaldía de Uribia acompañó la jornada en su primer día, manifestando la satisfacción y gratitud de la administración municipal por el trabajo articulado e integral de ADRA.

“Estamos muy agradecidos porque la brigada que ha traído ADRA es interesante, integral y de una magnitud muy amplia. El municipio de Uribia está muy agradecido con la labor humanitaria que vienen desarrollando y con esta atención en salud en los lugares en donde difícilmente se puede entrar”, destacó Nayla Sierra, secretaria de salud de Uribia.

“La verdad que hemos quedado sorprendidos con ADRA por esta gran labor que están haciendo, la parte médica, la parte humanitaria, y la entrega de alimentos. La verdad es que ADRA ha sido de gran bendición este día”, expresó Jaineth Daza, gestora social de Uribia.

Daza además manifestó que el municipio estará siempre con las puertas abiertas y que esperan seguir la vinculación con ADRA para “hacer muchas cosas más a favor de los wayús”.

Lea también: 

Kamushiwo
1000 prendas de ropa y 200 pares de zapatos fueron donados a niños y madres en Kamushiwo [Foto: Shirley Rueda]

1000 prendas de ropa y 200 pares de zapatos fueron donados a niños y madres en Kamushiwo
[Foto: Shirley Rueda]

Los días 5 y 6 de junio la caravana de ADRA se estacionó en Kamushiwo. En la escuela de la comunidad, durante dos días, los voluntarios recibieron centenas de wayús en su mayoría mujeres y niños que llegaron en busca de atención médica.

Allí conmovieron historias de familias que salieron de sus casas a las 3 de la mañana para alcanzar el atendimiento que inició a las 9 de la mañana. También escenas de niños sedientos y desesperados hasta el punto de lanzarse al suelo para absorber un poco de agua que se había caído, o la súplica de una Wayuu por agua al ver que alguien se lavaba las manos con el líquido caliente que no quería beber.

Esta vez sumó a la jornada solidaria, la entrega de 3. 000 prendas de ropa y 1.000 pares de zapatos para niños y adultos.

En su lengua, el Wayuunaiki, Estéfany Silva agradeció a ADRA, “Apushi  waya analut sau tu ankat yaa sulu tu woumain  sarrutsirra anashanasu sumuin tuu tepichitkat   wayuu  chaijaijakat  amuin  yayaa, anasia wumuin jutuma jiakana alijunakana ankat yamuin yaaa fundación ADRA  munakat”.

(Traducción: Damos las gracias por toda la ayuda que nos están trayendo el día de hoy y por haber llegado a esta comunidad llamada  Sarrutsirat. Muy bueno para los niños y las otras personas que lo necesitan. Muy bueno que hayan hecho esta ayuda de parte de la fundación llamada ADRA)

615 mercados entregados, 760 consultas médicas, cerca de 400 niños involucrados en actividades lúdicas; y ante todo esto, la mejor recompensa fue una sonrisa sincera.

“Es fenomenal poder ayudar a las personas cuando verdaderamente lo necesitan. Es bonito ver la sonrisa de ellos cuando son atendidos, es gratificante ver la alegría que les da cuando termina la atención”, manifestó el doctor Ánderson Beltrán.

"Ha sido una gran bendición para mi vida poder servir siendo los pies y las manos de Jesús", Angélica Dejesus voluntaria de ADRA

“Ha sido una gran bendición para mi vida poder servir siendo los pies y las manos de Jesús”, Angélica Dejesus voluntaria de ADRA

Para Angélica de Jesús, quien vino desde Hawái, donde sirve en el ejército de los Estados Unidos, las oportunidades de servir como ésta son una bendición de Dios.

“Desde hace tiempo estaba buscando oportunidades para servir. Cuando me enteré de este fantástico proyecto hice todo lo necesario para poder venir.  Y ha sido una gran bendición para mi vida poder servir siendo los pies y las manos de Jesús”, contó Angélica.

Ella además expresó “El premio más grande es poder ver la sonrisa en la cara de estas personas a las cuales les estamos ayudando. Yo creo que ese es el mejor pago que podemos recibir por lo que estamos haciendo”.

Puerto Nuevo “Aquí no hay ni una felicidad
Josefina Palmar Pushaina y su familia recibieron al director nacional de ADRA, Gabriel Villarreal (der), en su ranchería en la comunidad de Puerto Nuevo

Josefina Palmar Pushaina y su familia recibieron al director nacional de ADRA, Gabriel Villarreal (der), en su ranchería en la comunidad de Puerto Nuevo

El amanecer del día 7, la jornada solidaria se vivió en Puerto Nuevo, una zona costera que tiempo atrás fue un importante puerto para la región.

Bajo un sol inclemente se entregaron 700 mercados, una labor que en medio de la crisis de agua y hambre que enfrenta La Guajira, trae esperanza.

Allí, Josefina Palmar Pushaina, una indígena wayuu de manta rosada, recibió al director nacional de ADRA, Gabriel Villarreal en su ranchería.

Junto a ella, tres hijos y en su vientre gemelas a punto de nacer. Completa su familia su mamá y su esposo.

Impacta su respuesta a la pregunta sobre qué la hace feliz allí, “No, aquí no hay ni una felicidad, lo que tenemos aquí es necesidad de ayuda. Agradecemos a ADRA Colombia, por la ayuda. Pero queremos más ayuda, necesitamos que traigan agua, los alimentos, trabajo. Eso es lo que necesitamos acá”, explica Josefina.

Nos cuenta además que hace casi 5 años no llueve, que la tierra no es apta para sembrar y que no hay trabajo.

También, que el sueño para sus hijos es que sigan estudiando, “Ojalá que sigan adelante para que me ayuden cuando estén grandes”.

Datos Estadísticos

Fueron 5 días de entrega total, una jornada de bondad que benefició a 13.020 personas con alimentos no perecederos. 956 consultas médicas. 54 consultas odontológicas. 3.966 medicamentos entregados. 640 niños impactados con actividades lúdicas. 1.000 prendas de ropa entregadas y 100 pares de zapatos para un total de 1900 niños beneficiados.

“Estoy emocionado, ha sido un verdadero placer poder ayudar a toda esta gente en la Guajira. Nuestro objetivo era ayudar a 12 mil personas y lo hemos logrado superando ese número”, concluyó Gabriel Villarreal, director de ADRA Colombia.

Una vez más ADRA Colombia hizo de su lema ‘Cambiando el mundo, una vida a la vez’, su misión. El paso siguiente es hacer un seguimiento de necesidades y personas beneficiadas. Y planear próximas jornadas solidarias y proyectos de desarrollo en esta, y otras zonas necesitadas del país. [Shirley Rueda/Periodismo UCN]

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Por: Alessandro Simoes/Shirley Rueda

Comments

  1. Alfonso Puentes says:

    Excelente intervención de ADRA Colombia. Que bendición es contar con el privilegio que Cristo nos concede de ayudar a otros y de esta manera mitigar el sufrimiento de las personas.

  2. Dios es fiel gracias x permitir hacer estas labores en esta parte del pais, muchas bendiciones. Y que sigamos en esta misión.

  3. Dios nos siga bendiciendo en esta linda labor,y que sigamos con estas ganas de ayudar a estas personas..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: