Voluntarios de ADRA también fueron impactados en acción solidaria en La Guajira

75 voluntarios provenientes de diferentes ciudades del país y del exterior posan para una foto en la puesta del sol del primer día de actividades solidarias organizadas por ADRA Colombia en La Guajira

Voluntarios provenientes de diferentes ciudades del país y del exterior, posan para una foto en la puesta del sol del primer día de actividades solidarias organizadas por ADRA Colombia en La Guajira

La Guajira, Colombia – Ni la falta de agua, la presencia de mosquitos, el calor, ni la ausencia de energía en esta era tecnológica, incidió en la decisión de 75 voluntarios que de toda Colombia llegaron a la Guajira para ser parte de la primera gran jornada solidaria realizada por ADRA en esta región del país.

Y es que el otro gran objetivo de esta actividad organizada por ADRA en la alta Guajira, fue motivar el voluntariado.

“Todo esto nosotros solos no lo podemos hacer. Necesitamos a los voluntarios. Así que invito a todos adventistas y no adventistas para que se vinculen a las actividades de ADRA y nos ayuden en la implementación de los proyectos para ayudar a la gente que está en necesidad”, dijo Gabriel Villarreal, director de ADRA Colombia.

Jenny Bonilla, entrega algunas galleticas a niños que participaron en las ctividades lúdicas dirigidas pro voluntarios de ADRA en Puerto Nuevo, La Guajira

Jenny Bonilla, entrega algunas galleticas a niños que participaron en las ctividades lúdicas dirigidas por voluntarios de ADRA en Puerto Nuevo, La Guajira

Jenny Bonilla

En Bogotá la psicóloga Jenny Bonilla se enteró de la acción solidaria a través de un volante enviado en la agenda escolar de sus hijas. Ni por un segundo lo dudó. “Quería venir a La Guajira, sin embargo no sabía si los no adventistas podíamos sumarnos como voluntarios”, cuenta.

Su espíritu de servicio y actitud decidida la llevó a la sede de ADRA en Bogotá donde sin reparos la aceptaron, le contaron más detalles y le aconsejaron comprar los pasajes ese mismo día.

Y eso fue lo que hizo. Compró su pasaje y ni una infección que la tuvo en urgencias 4 días antes de su viaje le hizo cambiar de opinión. “Fue Dios quien me sanó, Él quería que yo estuviese aquí para servir y aprender que somos muy bendecidos”.

Jenny estuvo en La Guajira de principio a fin. Al finalizar la jornada, junto a otros voluntarios manifestó su gratitud por la manera cómo fueron acogidos y su deseo de acompañar próximas misiones de ADRA.

Lea también: Acción solidaria en La Guajira abre un nuevo capítulo para ADRA Colombia

Tatiana, corta el cabello de Ángela, una wayuu de la comunidad Jururá el sábado 4 de junio

Tatiana, corta el cabello de Ángela, una wayuu de la comunidad Jururá el sábado 4 de junio

Tatiana Preciado

Trabaja en una compañía líder en productos de belleza presente en alrededor de 100 países. Al conocer la convocatoria de ADRA, fue una de las primeras en inscribirse.

Su principal aporte en la acción solidaria estuvo en el área de peluquería y en la entrega de ropas.

Según ella volvería a colaborar una y otra vez en causas como esta. “Me siento muy feliz al poder colaborar en esta causa. Lo más grato es sentir cómo se llena el corazón al brindarles a ellos estos beneficios. La verdad es que esto es un alimento para la vida”, expresó Preciado.

El pastor Daniel Borja, canta con unos 100 niños wayús en Kamushiwo, el 5 de junio

El pastor Daniel Borja, canta con unos 100 niños wayús en Kamushiwo, el 5 de junio

Daniel Borja

Es pastor en Bucaramanga, ciudad que aportó 23 voluntarios. Debidamente organizados ellos se encargaron de la brigada de salud y de varias actividades lúdicas para niños.

Para Borja, ADRA es una excelente opción para tantas personas que les apasiona servir y no saben cómo hacerlo.

“Ser voluntario de ADRA es una de las mejores experiencias que podemos vivir. Me emociona ver a nuestros hermanos entregando mercados y recursos. Estar en este lugar es un sueño que no tiene descripción, simplemente ha sido espectacular. Lástima que no tengamos más tiempo porque hay mucha gente que tiene necesidad”, expresó el pastor Borja.

 —-

Todo ser humano tiene una misión que cumplir en la vida. A veces el temor limita. Pensamos en el tiempo, en los recursos, pero como bien concluyó Angélica de Jesús, “No tengan miedo. Si servir es su deseo de corazón, Dios va a proveer las oportunidades y el tiempo para que lo puedan hacer”.

Y la sonrisa producida por la felicidad del que recibe ayuda, siempre será el premio más grande, el mejor pago que se pueda recibir al servir. [Shirley Rueda/Periodismo UCN]

 

Comments

  1. Graciela Gonzalez says:

    Dios les bendiga. Es gratificante que muchas personas hayan querido llevar su presencia y ayuda a tan apartados lugares, con la bendición de Dios, para llevar alegría a tantos corazones que recibieron la ayuda humanitaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: