El Ministerio Infantil y del Adolescente realizó jornada de higiene en La Guajira

2018_05_13_10_10_32_808

Niños del Corregimiento de Chorreras, en La Guajira, participando de la jornada de higiene [Fotografía: Dubiel Quintero]

La Guajira, ColombiaMuy cerca de la serranía de la Sierra Nevada se encuentra el corregimiento de Chorreras, jurisdicción del municipio de Distracción, lugar donde el pasado 13 de mayo Dios manifestó su amor a la comunidad a través de jornadas de higiene.

En la plaza principal de Chorreras se reunieron decenas de niños que fueron atendidos por miembros de la Iglesia Adventista del séptimo Día a través de la promoción de los buenos hábitos de aseo, una iniciativa del Ministerio Infantil y del Adolescente (MIA) de la Unión Colombiana del Norte (UCN), liderado por la licenciada Zoraida Pérez.

“Este pueblo necesita mucho de nosotros, y por lo menos vamos a empezar con la salud, ayudándoles a las madres para que sean conscientes de lo que hacen los piojitos en la cabeza de los niños, la importancia del aseo, la alimentación, lo importante que son los hábitos de higiene para la salud de sus hijos”, enfatizó la directora del ministerio, quien se mostró muy feliz de compartir con esta comunidad.

Además de los consejos, en esta jornada social la Iglesia adventista entregó kits de aseo personal a los niños de esta comunidad los cuales contenían crema dental, cepillo dental y jabón, esto con el fin de mantener los buenos hábitos de higiene que se aconsejaron durante la actividad.

Actualmente, el municipio de Distracción, localizado en la zona media de la Guajira, no cuenta con una Iglesia Adventista. Es por eso que líderes adventistas decidieron tocar sus puertas, ya que proyectan tener presencia en este lugar que hoy en día tiene 40 niños participando del programa “La mochila que habla sola”, un proyecto misionero donde niños, adolescentes y líderes del MIA se involucran en la predicación del evangelio.

A chorreras también arribaron misioneros de diferentes ciudades, una de ellas es Cristina Jiménez, quien viajó desde la ciudad de Barranquilla para servir en esta actividad.

“fue una gran bendición poder tomar la decisión de venir a apoyar esta actividad, es una obra misionera de una manera diferente, aportando un granito de arena para esta causa tan bonita con los niños de la Guajira. Para mí es un gusto estar aquí y poder colaborar con todos los niños y todas las personas”, contó.

Entre tanto, El pastor Óscar Chanaga se mostró feliz de poder compartir el mensaje de salvación a esta comunidad y aprovechó la oportunidad para reflexionar sobre la promesa de Dios que se encuentra en 2 Corintios 9:7 que dice ‘porque Dios ama al dador alegre’, “cuando nosotros hacemos un acto por lo niños, por las madres, por los adultos, y por las personas que lo necesitan, lo hacemos con Dios mismo, así que agradecemos a Dios por eso”. [Daniela Arrieta, Periodismo UCN]

Comunidad unacense corrió los 5K “Amor por la UNAC”

IMG_0158

Joven participando de la carrera 5K “Amor por la UNAC” en la categoría competitiva [Fotografía por: Daniela Arrieta]

Medellín, Colombia – Con el entusiasmo y la alegría de los participantes, el pasado 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, se realizó el 5K “Amor por la UNAC”, una carrera organizada por Eduardo Anaya, Vicerrector de Bienestar Estudiantil de la Corporación Universitaria Adventista de Colombia (UNAC).

El anuncio de partida estuvo a cargo del pastor Ezequiel Rueda, presidente de la Asociación Sur Occidental, que, con su elocuente narración, dio brillo en las victorias, anunciadas tras el recorrido de 5 kilómetros en las instalaciones de la universidad, ubicada en el barrio La castellana de Medellín.

Los primeros en cruzar la meta fueron Nicolás Herrera, en la categoría masculino, y Paula Ávila, en la femenina. Para Nicolás, un joven estudiante de mercadeo y quien desde un primer momento se sintió ganador, su motivación fue su padre, que siempre le gustó correr, “así que enorgullecer a mi papá a través de lo que le gustaba practicar de joven, fue lo que me motivó”, apuntó.

Sin embargo, los 200 corredores del 5K fueron grandes ganadores al recibir la medalla del certamen, una placa distinguida por el lema del Impacto Evangelístico del año en curso: “Quiero vivir sano”.

“Este es un mensaje de la Iglesia Adventista a nivel mundial, queremos proponer los estilos de vida saludable, alimentación saludable, tomar bastante agua, y por supuesto el ejercicio físico, además de otros 5 remedios naturales para completar un estilo de vida ideal y así prepararnos para el reino de los cielos”, comentó el pastor Anaya.

Entre tanta alegría y un ambiente familiar, el rector de la UNAC, el pastor Abraham Acosta, acompañado de su esposa, extendieron sus felicitaciones a la Vicerrectoría de Bienestar Estudiantil por la organización del evento, y aprovechó la oportunidad para destacar un fragmento de Elena the Withe que dice: “Caminar al aire libre, en horas de la mañana, respirando el aire puro del cielo, es la mejor prevención de la congestión del cerebro, los pulmones, los riñones, y un centenar de enfermedades más”.

Es por eso que invitó a la comunidad unacense a que cada día, a partir de las 5:00 am, aprovechen el campus universitario para ejercitarse. [Daniela Arrieta, Periodismo UCN]

La UCN impulsa estilos de vida saludable a través del programa “Quiero vivir sano”

IMG_9924

Club mis amigos compartiendo mensajes de salud con con los niños de Yarumal (Antioquia) [Fotografía: Daniela Arrieta]

Medellín, Colombia – Con el propósito de promover una salud integral, adventistas de la Unión Colombiana del Norte (UCN) se movilizaron el pasado 7 de abril, Día Mundial de la Salud, para compartir del proyecto ‘Quiero vivir sano’.

Esta iniciativa de la organización de la sociedad civil impactó a los municipios donde hay presencia adventista, a través de la promoción de folletos con los ocho hábitos saludables: actividad física, alimentación saludable, salud mental, beber agua, actitud positiva, descanso adecuado, desayunar más y cenar meno y ser feliz.

El pastor William Barrero, director del departamento Ministerio Personal de la UCN, cree que la metodología de Quiero vivir sano es muy pertinente, “tenemos una sociedad enferma físicamente, emocionalmente, espiritualmente, siendo que nosotros hemos recibido tantas bendiciones de Dios en esa área, quisiera que como iglesia nos movilicemos a nuestra comunidad para compartir todas esas bendiciones que tenemos en estilos de vida saludables”.

Es por eso que el día sábado los socios estratégicos de este proyecto, que comprenden diferentes instituciones comprometidas con la salud, dispusieron de profesionales de la salud en diferentes disciplinas, quienes realizaron jornadas de promoción de la salud bucal, asesorías de nutrición, tamizaje de riesgo cardiovascular, entre otras actividades.

Dentro de las actividades los feligreses, que se identificaron con camisetas verdes,  también pudieron compartir comida saludable, música, oración, testificación y recoger historias, como la de Mario Alexander Valencia Palomeque, anciano de la Iglesia central en Medellín, “hoy pudimos conocer historias sorprendentes y bellísimas, pudimos conocer gente sumidas en el licor, gente sumidas en las drogas que nos pidieron que pudiéramos orar de manera incesantemente por ellos, porque desean conocer a nuestro señor y salvador Jesucristo”, comentó.

En el gran impacto del Día Mundial de la Salud la iglesia regaló a personas no adventistas el libro “El poder de la esperanza”, escrito por el pastor Julián Melgosa, doctor en psicología educativa, y Michelson Borges, periodista y máster en teología, con el objetivo de que lo implementen en su vida para que gocen de buena salud mental.

Para este evento la iglesia  se asoció a otras entidades como alcaldías municipales, el Ministerio de Servicio Social y de Salud (Fasim) y la policía nacional, para así prestar un mejor servicio a la comunidad.

“La iniciativa de la iglesia adventista me parece que es muy sana, saludable, como dice el programa: ‘quiero vivir sano’. La idea es que todos nosotros como municipio de Yarumal y ojalá que todos los municipios nos unamos a la causa”, comentó Yaneth Liliana Arango, Secretaria de Salud y Bienestar de Yarumal, uno de los municipios impactados y donde se hizo la ensalada gigante, de la que disfrutó la comunidad yarumaleño.

Pero las actividades no cesaron allí. Algunos distritos continúan con la labor social y seguirán trabajando para impactar a más personas, compartiendo el plan de salud integral de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. [Daniela Arrieta, periodismo UCN]

 

Para más información haga click aquí 

Galería de foto haga click aquí

 

logo-iasd-bn.png

Carrera 84 No. 33AA - 169, La Castellana

Medellín, Colombia

Tel: (4) 444 30 56

A %d blogueros les gusta esto: